Las 20 fotografías de arquitectura del 2016

Fotografiar edificios, interiores o crear una atmósfera que retrate el ambiente puede ser algo muy complicado, por eso el trabajo de los profesionales que capturan imágenes de edificios es algo muy respetado. Algunos de los fotógrafos logran capturar escenarios electrificantes, en movimiento, que resaltan la belleza del lugar.
Es por eso que Arcaid Images, un sitio dedicado a la distribución de imágenes arquitectónicas, compartió los 20 finalistas de su concurso anual de fotografía arquitectónica, las cuales se dividieron en cuatro categorías: edificaciones en uso, exteriores, interiores y armonía con el espacio, consideradas las mejores fotos del año en cuestiones de arquitectura.


El ganador del concurso de este año fue Matt Emmet, con esta imagen del East London Water Works en una reserva del Finsbury Park. Los organizadores la eligieron por capturar la esencia de una locación histórica, una de la jueces incluso mencionó que la fotografía le recorada un Piranesi.

Las finalistas, divididos en las cuatro categorías, fueron las siguientes:

Edificios en uso:


Independence Square en Accra, Ghana, por Julien Lanoo


Instalación Forest of Light de Sou Fujimoto, de Laurian Ghinitoiu


Dharavi Slum en Mumbai, India, de Torsten Andreas Hoffmann


Coop Himmelb(l)au’s Musee de Confluences en Lyon, Francia, de Fabrice Fouillet


Wiel Arets Architects en las oficinas centrales de Allianz en Zurich, Suiza, de Adrien Barakat

Exteriores


sP+A Architects Lattice House en Kashmir, India, de Edmund Sumner


Lina Bo Bardi’s SESC Pompeia en Sao Paulo, Brasil, de Inigo Bujedo Aguirre


Herzog & de Meuron’s Vitra Shaudepot de Weil am Rhein, Alemania, de Julien Lanoo


Gensler’s Shanghai Tower en Shanghai, China, de Nick Almasy


Yrjo Lindegren and Toivo Jantti’s Olympic Stadium en Helsinki, Finlandia, de Sebastian Weiss

Interiores


Iglesia de Iesu en San Sebastián, España, de Fabrice Fouilliet


SelgasCano’s
2015 Serpentine Gallery Pavilion en Londres, Inglaterra, de James Newton

Casa diseñada por Bell Philips, de Kilian O’Sullivan

 

El armado de escalera diseñada por Finkernagel Ros Architects en un taller de Littlehampton, Inglaterra, de Will Scott

 

Armonía con el espacio

 

Plain Projectsm Pike Projects y un pabellón de calor en Winnipeg, Canadá, de Paul Turang

 

Desarrollo inmobiliario de Aleksandar Stjepanovic en Serbia, de Inigo Bujedo Aguirre

 

[a]FA [applied] Foreign Affairs-designed latticed bamboo arch del Haduwa Arts & Culture Institute en Ghana, de Julien Lanoo

 

Iglesia campestre de Peter Zumthor en Bruder Klaus, Mechernich-Wachendorf, de Mark Wohlrab

 

Estadio Nacional de Baku, de Rosseti and Heerim Architects, en Azerbaiyán, de Víctor Romero

Casa Lovell. Las Casas del Siglo (5/26)

Construida en 1927 para el Dr. Phillip Lovell y para su familia, esta casa, obra del proyectista Richard Neutra, es un ejemplo temprano del estilo americano de la arquitectura moderna. La Casa Lovell se levanta en una colina de Los Angeles, colina de la cual descienden cada una de las plantas hechas de concreto hasta llegar a un nivel con una terraza y una piscina. Debido a que el terreno elegido para levantar esta casa tiene pendientes y desniveles marcados, la obra representa novedosas soluciones realizadas durante el proceso de construcción. La construcción se sostiene en el aire fijada sobre un empinado barranco, uniendo la casa a la calle con un plancha de concreto.

Esta obra fue un encargo para una casa familiar de descanso, el dueño, el Dr. Philip Lovell, no era nuevo encargando proyectos arquitectónicos de vanguardia, pues antes había solicitado al célebre arquitecto Frank Lloyd Wright la construcción de la casa Ennis; es por ello que el entendimiento entre Lovell y Neutra sobre la funcionalidad de los espacios habitables modernos, además de que compartían algunos conceptos del impacto que el ambiente y el contexto tiene sobre las personas. Sin embargo Lovell llevaba éstas ideas a niveles más extremos, incluso tenía teorías de cómo la distribución de las casas impacta directamente en el estado de salud física de las personas, lo que lo llevó durante algún tiempo a criticar algunos elementos de la casa, aunque con el tiempo reconoció el valor, funcionalidad y belleza de la obra.

Debido a la forma en que fue concebida, Casa Lovell marcó un hito en las construcciones proyectadas a partir de la estructura de acero y metal de las casas, dejando que ésta influya en la distribución y en los espacios. Neutra muestra en esta casa grandes influencias de Wright y de Le Corbusier, como la invitación a “recorrer” la casa, que está claramente marcada desde su entrada, a pie de calle, que te invita a descender hasta llegar al área del patio.

Los grandes ventanales descubiertos dan esa sensación de fluidez y le regalan al habitante vistas impresionantes de las colinas angelinas. Estas ventanas con estructura metálica también fueron instaladas a partir de las distribuciones de la estructura de vigas de la casa.

El resultado es un obra no solamente construida para satisfacer los deseos de sus habitantes, sino a la vez el fruto de una magnífica obra de ingeniería que permite que esta casa, que descansa perpendicularmente en una colina de California, ofrezca maravillosas vistas panorámicas a sus visitantes y grandiosas lecciones de estilo y ejecución a los arquitectos de varias generaciones desde su construcción hasta nuestros días.